martes, 21 de agosto de 2012

Picadillo con Ejotes

Este guiso, receta de mi mama, es todo un clásico en mi casa.  Los ejotes siempre los hemos comido de muchas maneras, porque es uno de los vegetales favoritos de mi madre (Eso me recuerda a muchas mas recetas que tendré que pasarles mas adelante).
Como ya les había mencionado en otro "Post", en Lisboa solo consigo ejotes de esos planos, pero el sabor es el mismo y el resultado casi igual, salvo que estos por su forma quizá se lleven un minuto o dos mas para cocerse.
Picadillo con Ejotes
Ingredientes:
1/2 kilo de carne molida de res (magra, pulpa negra o con el mínimo de grasa de preferencia)
1/2 cebolla grande picada en cuadritos
1 diente de ajo grande picado muy finamente
1 tomate grande picado en cuadritos
1 zanahoria grande pelada y picada en cuadritos
300 gr de ejotes lavados y cortados en pedazos pequeños
2 cucharadas de puré de tomate
1 cubito de sabroseador de caldo de pollo (o sal si lo prefieren)
pimienta al gusto

Procedimiento:
1.- En una olla poner 1/2 taza de agua con una rejilla para cocer al vapor y sobre ella colorar los ejotes y sal al gusto.  Si no tienes, poner a cocer en agua con sal.  Se dejan hasta que cambien de color a un verde brillante y se retiran inmediatamente del fuego.  Reservar.
2.- En un sartén caliente  a fuego medio alto, agregar aceite de oliva y freír la carne molida, desbaratando muy bien todos los pedazos para que quede bien separada. A los 5 minutos añadir el ajo, mezclar muy bien y luego agregar la cebolla.
3.- Cuando la cebolla este translúcida agregar el tomate picado, el puré de tomate, el sabroseador (o sal) y pimienta, mezclar muy bien.  Luego añadir la zanahoria y dejar por unos 10 minutos.
4.- Por ultimo agregar los ejotes cocidos y dejar que se integre todo por un par de minutos mas.  Si quieres el picadillo mas caldoso, puedes añadir media taza de agua o mas y dejar que suelte un leve hervor.  Apagar y servir.

Nota:  No es recomendable dejar que se cueza de mas con los ejotes, por eso se agregan al final, para que no cambien de un verde brillante a verde seco, que quiere decir que están sobrecocidos y es cuando pierden sus propiedades.
Son riquisimos si son servidos con un buen arroz, en tortillas de harina para hacer burritos, como relleno de empanadas, gorditas, tacos o hasta para preparar una buena lasaña.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

¡Muchas gracias por visitarme! Ojala y dejes un comentario, no siempre los contesto por falta de tiempo, pero todos los leo aunque a veces me tarde en publicarlos.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...