viernes, 19 de marzo de 2021

Salsa de Tomate Casera con Albahaca


 Siempre es bueno tener una buena salsa de tomate casera con albahaca en el refrigerador, a mi me sacan de apuro todo el tiempo cuando quiero hacer pastas, pizzas, etc. Aunque también las hago con la variante mexicana, que en vez de albahaca uso otras hierbas y condimentos.

Esta vez que fui al super me encontré con tomates hermosos y a muy buen precio, esas ofertas no las desaprovecho nunca, para poder tener mis salsa listas en el refrigerador. Ya era tiempo de hacer una.

Uno de los ingredientes que le agrego es un poco de zanahoria rallada, cosa que siempre oculto de mi hija. Esto lo hago para no tener que agregarle azúcar a mi salsa de tomate para contra restar lo ácido. Nunca me ha gustado ponerle azúcar a las salsas de tomate y con este método me resulta una salsa con un buen sabor. También le pongo pasta de albahaca, que desde que la descubrí, me resulta muy practica, pues no siempre consigo la albahaca fresca en el super y a veces esta muy cara y luego me da coraje que se me eche a perder todo el manojo. Así con mi tubo en el refrigerador, lo uso con cuidado y le da muy buen sabor a mis comidas, siempre tengo en el refrigerador.



Salsa de Tomate Casera con Albahaca
Ingredientes:
6 tomates bola
1 lata de tomates de 411 g (14.5 oz)
1 cucharadita de pasta de albahaca
1/2 cebolla picada
1 diente de ajo
3 cucharadas de zanahoria  rallada
sal al gusto


Procedimiento:

1.- Despues de lavar los tomates y quitarles el furunculo, les hago una cruz con un cuchillo en la parte superior.

2.- En una olla pongo a hervir agua, cuando esta lista pongo los tomates en el agua con cuidado, un minuto aproximadamente y los saco, en tandas. Con eso es suficiente para poder pelarlos.

3.- Los pasamos a un recipiente que tenga agua con hielo, vamos sacando cada uno que vayamos a pelar. El corte de cruz hara mas facil retirar la cascara.

4.- En la misma olla, sin agua y seca, agregamos un poco de aceite de oliva y calentamos a flama media alta. Agregamos la cebolla, el ajo y la zanahoria y doramos a que la cebolla y la zanahoria se ablanden un poco.

5.- Agrego los tomates sin cascara y todo el contenido de una lata de tomates, con un machacador desbarato todo y dejo que suelte un pequeño hervor. Luego añado la pasta de albahaca y mezclo bien.


6.- Pasamos todo a la licuadora y agregamos sal al gusto. Procesamos hasta que quede a nuestro gusto.

7.- Regresamos la salsa a la olla, a flama media, cuando vuelva a soltar el hervor tapamos y dejamos a flama baja de 15 a 20 minutos, moviendo de vez en cuando.

8.- Apagamos y la pasamos a un frasco o recipiente, dejamos enfriar y tapamos. Puedes tenerla en el refrigerador por 1 semana o congelarla.

24 comentarios:

  1. Que idea mas buena , me gusta esa salsa besitos

    ResponderEliminar
  2. Yo también utilizo a veces la zanahoria rallada desde que descubrí que contrarrestaba la acidez del tomate, no se nota nada además. No conozco la pasta de albahaca, la suelo utilizar fresca, ya que imprime una aroma únicos, pero es cierto que a veces se pierde la mitad del manojo si no lo utilizas. Te ha quedado una salsa de tomate exquisita para un tiempo, soy muy perezosa para ponerme a hacer una cantidad grande, pero luego me alegro. Me ha encantado la tuya.
    Bss

    ResponderEliminar
  3. Se ve estupenda, tienes razón Diana es como para hacer bastante y congelarla en porciones para tener siempre!!!! Buenísima

    ResponderEliminar
  4. Hola Diana. Una salsa casera de tomate y con el toque de albahaca no tiene parangón con ninguna otra. Suelo hacerla muy a menudo aunque no pongo zanahoria, solo cebolla o cebolleta y ajo. Tendré que probar porque tengo claro que también tiene que estar muy rica.
    Un abrazo y buen fin de semana.

    ResponderEliminar
  5. Cuando consigas albahaca fresca a buen precio la puedes lavar bien , luego las atas formando un ramillete que atas y lo pones boca abajo en un lugar seco de la casa. Yo cerca del calefacor, agunos lo colocan en el exterior de la casa. Una vez seca se coloca en frascos cerrados y dura todo el invierno
    La zanahoria es un buen método para sacarle el gusto ácido a la salsa de tomates
    Besos Diana

    ResponderEliminar
  6. Me encanta la salsa de tomate casera, sobre todo para las pastas, las plantas de albahaca las suelo poner en agua y les dejo salir raíz, cambiando el agua cada dos días (al inicio parece que se mueren y se marchitan, luego reviven y al paso de 1 o 2 semanas comienzan a echar raíces, eso si es importante que sean manojos largos, no cortos. Te dejo el dato por si te sirve para tenerlas frescas, siempre tienen que estar entre casa, luz y calorcito de hogar para que se conserven lindas y buena hidratación, el año que paso me puse a experimentar con ellas y así resulta estupendo tener frescas en casa, compradas del mercado y luego a sacarles raíz ;) .
    Tu salsa deliciosa, siempre para la salsa de pasta que hago con carne le pongo zanahoria y mucha albahaca fresca. Claro, la otra opción es dejar secar las hojas que compremos.
    Besos bonita

    ResponderEliminar
  7. Mira hoy contigo he aprendido dos cosas, sustituir el azúcar por zanahoria y que existe la pasta de albahaca, yo en verano siempre tengo en el jardín y la utilizo muchísimo. Una idea buenísima tu salsa, para hacer abundante y congelar. un beso

    ResponderEliminar
  8. La salsa de tomate es un básico de la cocina, tener a mano una tan buena como esta es oro para cualquier receta, gracias por compartirla.
    Besos.

    ResponderEliminar
  9. ¡¡Hola Diana!! Riquísima la salsa de tomate casera con albahaca, además, que viene genial para muchas recetas y tenerla lista y preparada nos saca de un apuro. No conocía el truco de añadirle zanahoria para contrarrestar la acidez, gracias por la idea. Y la pasta de albahaca tampoco la conozco, creo que también va muy bien, pues a mí me pasa igual, compro el manojo, uso un poco y el resto toca tirarlo. Besitos.

    ResponderEliminar
  10. Hola! Qué buena tu salsa casera, se ve deliciosa y con la zanahoria tiene que ser muy buena. Apuntado queda. Me ha gustado mucho, besos.

    ResponderEliminar
  11. No hay nada mejor que una salsa de tomate casera para acompañar los platos.
    La zanahoria no se la he puesto nunca, la próxima vez lo haré.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  12. Riquísima la salsa de tomate que nos traes hoy, yo también le suelo poner zanahoria le da muy buen sabor, más natural que con azúcar. Lo que tengo que buscar es esa pasta de albahaca que me da mucha rabia que se me estropee la mitad del remillete.
    Un besito y feliz semana.

    ResponderEliminar
  13. Una salsa de tomate casera siempre es bienvenida. Me apunto lo de la zanahoria, ¡buen truco! y el tubo de albahaca, ya lo estoy buscando! jj Besitos reina!

    ResponderEliminar
  14. Hola, qué delcia de salsa, el aroma sabor de la albahaca es delicioso y muy especial. No conozco la pasta pero siempre aado unas hojitas. Un beso!!

    ResponderEliminar
  15. Hola Diana! Encantada de estar contigo. Es cierto que tener salsa preparada, lista para utilizar en un momento, puede sacar de apuros si tienes prisas. Y si además pinta tan buena como la que nos explicas, lo has bordado. Gracias. Un beso.

    ResponderEliminar
  16. Como la csera, ninguan y ese puntito que le da la albahaca, delicioso!! Bs.

    ResponderEliminar
  17. Hola Diana. Primero quería darte las gracias por el amable comentario que has dejado en mi blog. Respecto de tu salsa de tomate, seguro que está buenísima, con ese toque de albahaca que por desgracia en casa sólo me gusta a mí y tengo prohibido ponérsela fresca a los guisos.
    Normalmente tengo conserva casera de salsa de tomate, pues no tiene nada que ver con la comercial. Para hacerla utilizo los tomates de mi huerta que son tan dulces, que nunca me hace falta añadir azúcar para compensar la acidez, aunque tomo nota del truco de la zanahoria, pues puede que alguna vez lo necesite.
    Un beso.

    ResponderEliminar
  18. Estas recetas son un must a tener siempre en el frigorífico porque como bien dices te salvan de más de un apuro. Da rabia que algunas plantas aromáticas a veces estén a precio de oro ¿verdad? por eso me planteo tener las mías propias en casa, aunque nunca lo he hecho ¡Besos mil!

    ResponderEliminar
  19. Yo tambien tengo siempre en reserva una buena salsa de tomate.
    Con el aroma y sabor de albahaca, deliciosa!!!
    Saludos,

    ResponderEliminar
  20. Yo acostumbro también a preparar salsa casera de tomate y a veces añado albahaca y otras romero o tomillo. El toque de las hierbas aromáticas es genial.

    ResponderEliminar
  21. TENGO QUE PROBAR ESTA RECETA, que buena pinta tiene

    ResponderEliminar
  22. Diana, indispensable una buena salsa de tomate casera como esta en la nevera. Yo suelo congelarla, de esta manera la uso cuando me viene bien. Alguna vez le he puesto zanahoria, aunque no siempre, y también suelo aprovechar cuando veo tomates a buen precio para hacerla en casa. Lo que no uso es la albahaca, pero probaré a darle ese puntillo de sabor

    Abrazos!!

    ResponderEliminar
  23. Hola Diana!
    Siempre es un apaño tener una buena salsa de tomate casera.
    Con el toque de la albahaca debe de quedar deliciosa!

    Besos

    ResponderEliminar

¡Muchas gracias por visitarme, me encanta leer tus comentarios!

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...