sábado, 31 de agosto de 2019

Gazpacho de Sandia

Hola! Por fin estamos de regreso de las vacaciones, a punto de terminar agosto y comenzar la rutina diaria de trabajo y escuela. Como pasaron sus vacaciones? Las mías fueron muy felices, contando con la fortuna de tener de visita a mis papas y mi hermana y haber podido pasearnos todos juntos por la ciudad de New York y por los alrededores de Albany, donde vivimos.

Pasando a la receta de hoy... Me gusta mucho el gazpacho, el cual conocí cuando vivía en Portugal. Tuvimos la fortuna de poder viajar a varias ciudades desde Almada a España. Así que conocí Sevilla, Barcelona, Córdoba y Granada. Me quede con ganas de haber conocido mas, es un país bellisimo y pude probar muchas cosas deliciosas, entre ellas el gazpacho.
Todo fue probarlo para tratar de encontrar la receta correcta. Afortunadamente tenia una prima que vivía en Madrid y que me dio una receta que es la que sigo usando a la fecha y que pueden ver en el enlace Gazpacho.

Pero luego empecé a ver por todos lados, de unos años para acá, que el gazpacho no es solo el tradicional, también los hay de otros sabores agregando otras frutas y haciéndolo agridulce.
Todo fue que probara el de Sandía para que también me enamorara de el, aunque les confieso que solo a mi me gusta lo agridulce en casa. A mi esposo el gusta mucho el gazpacho tradicional y cuando hice el de sandía su respuesta fue: Esta bueno, pero prefiero el normal.
Así que no preparo este de sandía tan seguido, pero si por mi fuera...
Bueno, mas o menos basandome en el tradicional y variando las cantidades, llegue a esta receta.

Gazpacho de Sandía
Ingredientes:
500 gramos de tomates
500 gramos de sandía sin cascara, sin semillas y en trozos
1 pimiento verde sin rabo, sin semillas y en trozos
1/2 cebolla grande
1 diente de ajo
2 cucharadas de aceite de oliva extra virgen
2 cucharadas de vinagre balsámico (o de jerez)
1 cucharadita de sal
Opcional para servir:
aceite de oliva extra virgen
Trocitos de sandía sin semillas
rebanadas de pan

Procedimiento:
1.- En una olla escaldamos los tomates junto con la cebolla y ajo. Se que esto es raro para muchos, pero prefiero poner en el agua la cebolla y ajo también para que pierda un poco lo fuerte y sea un poco mas suave el sabor.

2.- Pelamos los tomates y los ponemos en la licuadora junto con la cebolla, ajo, pimiento. trituramos bien y colamos. Podemos agregar una cucharada o mas del liquido en que se escaldaron los tomates para ayudar a moler en la licuadora.

3.- Regresamos todo a la licuadora y agregamos la sandía, vinagre, aceite de oliva y sal. Trituramos de nuevo.


4.- Metemos al refrigerador una hora o mas. Me gusta ponerle un chorrito de aceite de oliva por encima a la hora de servir en los platos y acompañar con rebanadas de pan.
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...