martes, 6 de abril de 2021

Macarons de Oreo de Limon


Durante mucho tiempo, mi hija no había querido probar las oreo de chocolate, porque a ella no le gusta el chocolate. Eso ha sido en parte bueno y malo. Bueno porque es una tentación de azucares refinados menos en la casa y a mi me ayuda mucho porque... lo malo es que a mi todo lo de chocolate me encanta  (no tengo remedio, soy chocoholica y siempre tengo en la alacena algún pedazo de chocolate semi amargo o almendras cubiertas de chocolate😁... Ups!).

Y por eso si se fijan en este blog hay pocas cosas con chocolate y eso es mas bien porque los he preparado para ocasiones especiales cuando tenemos invitados. O cuando de plano el antojo me mata y no tengo chocolate en la casa, pero trato con toda mi alma de no caer en el vicio, especialmente cuando me ando cuidando de los kilos extra... Ejem😬... bueno no hablemos de tristezas.

 El único chocolate que le gusta a mi hija es el de "cookies and cream", o sea el blanco que tiene pedacitos de galleta de chocolate. Total que aquí en la casa las pocas veces que compro oreos son mas bien de limón, de todos modos siempre prefiero hornear todo yo porque así controlo que los postres tengan mucho menos azúcar y tengamos en la casa menos cosas de comer tan industrializadas. Las oreo de limón siguen siendo las favoritas de mi hija, pero ya le gustan las oreos normales desde que una amiguita le dio a probar, solo el chocolate normal no😏.

Bueno yo respeto sus gustos y aunque si le gustaron mucho los macarons de oreo de chocolate, apenas los termine de hacer que ya estaba yo volteando a ver el paquete de las de limón y de ahí surgió esta variante.

De nuevo use la receta y método de Cooking Tree, que si no han visto la sencillez con que cocina y lo facil que lo hace todo, les recomiendo que la vean. Como ya les había dicho, otra cosa que me gusto del macaron que ella hace es que se me hizo menos azucarado que otras recetas que yo había probado. Lo que si cambie esta vez fue el relleno, porque al ser de limón, tenia que ser una especie de cuajada de limón que le hiciera un mayor contraste a la galleta en si. Me gustan mucho mas los macarons en los que el relleno del sandwich tiene sabores mas ácidos que contrasten como el limón, frambuesa, etc y si es chocolate, que sea semi amargo para que ayude a equlibrar la galleta que ya de por si es dulce.

Creo que quedaron mucho mas buenos de limón que de el tradicional oreo de chocolate, al menos fue la opinión general en la casa. Igual que en la vez anterior, hice la mitad de los macarons blancos y la otra mitad en color, ahora en rosa. Como los hice para la Pascua, también fueron en forma de huevo. Ahora me salieron menos macarons, creo que porque rellene mucho mejor la forma de cada uno, le voy cogiendo el truco poco a poco con la manga pastelera, jeje!

Como utilice toda la galleta molida, mas que la receta original en el relleno porque no queria desperdiciar, me uno de nuevo al  1+/-100 desperdicio 0 de  Marisa del blog Thermofan.


Y aprovecho para darle las gracias a Marisa por la dedicacion tan hermosa que me hizo, con la receta mexicana de Jericallas que preparo y el poema tan lindo que puso de la poetisa Esther M. Garcia, que es originaria de mi tierra. Esta talentosa poetisa es de ciudad Juarez, yo soy de la ciudad de Chihuahua, ambas del estado de Chihuahua. Marisa, tu detalle tan bonito me toco el corazón y voy a tener que hacer la receta de las Jericallas! Ademas estaré pendiente de ver los homenajes para Angelica y Nati, para mi es un honor participar con ellas de jueces en la celebración de Marisa del 10mo Aniversario de Thermofan


Macarons de Oreo de Limón
Ingredientes:
Macarons
(Se necesitan dos cantidades de cada uno de los ingredientes que se ven en la lista para hacer unos macarons color rosa y otros color blanco). Salen aproximadamente 36 galletas que forman 18 sandwiches.

50 gr de harina de almendra
40 gr de azúcar glass
40 gr clara de huevo a temperatura ambiente
colorante de alimentos en gel rosa (uso Wilton)

Relleno (no hay que doblar cantidades):
1 yema
10 gr de azúcar
ralladura de 1 limón
25 gr de jugo de limón
60 gr de mantequilla sin sal a temperatura ambiente
1/8 cucharadita de esencia de vainilla
25 gr crema del relleno de las galletas oreo
2 cucharadas (aprox.) de oreo de limón molida sin crema


Procedimiento:
Macarons

1.- Preparamos unas charolas para hornear con papel de hornear, al cual le dibuje unos huevos usando un molde de galleta y un lápiz. Volteo la hoja para que las lineas de lápiz queden por el reverso.




2.- Cernir la harina de almendra y azúcar glass juntos, dos veces. Reservar.


3.- Batir la clara de huevo a velocidad alta, hasta que haga espuma.


Agregar la mitad del azúcar y batir a velocidad baja por 30 segundos.

Añadir el resto del azúcar y batir otros 30 segundos igual a velocidad baja.


4.- Incrementar la velocidad a alta y batir hasta que empiece a hacerse un poco mas dura la mezcla.

Paramos y agregamos el colorante en gel y batimos hasta que quede como merengue. En las fotos verán que cambio de color azul a rosa, es porque use las fotos de la receta de oreos de chocolate, porque ahora no tenia a mi hija ayudándome con las fotos.


5.- Agregar la mezcla de harina de almendra y mezclar con una espatula hasta que desaparezca la harina. Luego espujamos la mezcla hacia la pared del bol, embarrando toda la pared alrededor para enseguida limpiar las paredes trayendo la mezcla al centro. Repetir esto varias veces hasta que veamos que la mezcla cae en forma de listón.

6.- Pasar la mezcla a una manga pastelera con boca redonda y ancha y poner mezcla sobre las figuras de los huevos, rellenando desde el centro hacia afuera.Yo siempre me auxilio con un vaso alto para rellenar la manga y ponerle un alambre de plástico bien ajustado para que no se salga la mezcla al presionar.

7.- Una vez terminado el proceso de rellenar las formas con la mezcla, damos un golpe a la charola de hornear, para que se salgan las burbujas de aire.
 Repetimos todo el proceso anterior para hacer otra mezcla de macarons pero la dejamos blanca, sin colorante. Dejamos que las galletas se sequen por 40 minutos. 

 
8.- Cuando se acerque el tiempo en que los macarons se secaron, precalentamos el horno a 170 °C (338 °F).

9.-  Cuando los macarons estén secos (lo sabemos porque al tacto no se pega la masa en el dedo y la superficie se siente seca y suave), les ponemos un poco de galleta de oreo molida por encima. Horneamos por 5 minutos a 160 °C (320 °F) y luego 10 minutos a 130 °C (266 °F).

11.- Sacamos del horno y despegamos con cuidado las galletas y las pasamos a una rejilla a que se enfríen.



Relleno
1.- Mientras se secan los macarons, hacemos el relleno. Ponemos en un tazón la yema, azúcar, ralladura y jugo de limon y mezclamos con un batidor de globo muy bien, que quede todo bien integrado. 

2.- Colocamos el tazón sobre una olla con agua hirviendo para cocinar la mezcla a baño Maria, batiendo la mezcla sin parar a fuego medio hasta que espese.


3.- Retiramos del fuego y le agregamos la mantequilla y la crema del relleno de las galletas oreo e integramos bien. 




4.- Pasamos la mezcla a un recipiente que tenga tapa, le ponemos un plástico adherente encima para que no se haga nata y dejamos enfriar. La tapamos y metemos al refrigerador hasta que sea hora de rellenar los macarons.

Sandwich
1.- Ponemos la mezcla del relleno en una manga pastelera con boquilla ancha y ponemos un poco de relleno en la base de una galleta, con otra formamos el sandwich.

Se conservan bien si están en un recipiente hermético y refrigeradas.

Nota: La clara de un huevo me peso en promedio 35 gramos, por lo que tuve que usar un huevo mas para completar la cantidad indicada, como hice la mezcla dos veces, una en rosa y otra en blanco use un total de 3 huevos. Las dos yemas y el resto de la clara que sobro los guarde para usarlos al dia siguiente.

Aproximadamente use el relleno de 3 galletas de oreo para obtener los 25 gramos de crema, toda esa galleta que sobro y que molí eran mas de 5 gramos, pero yo la use toda, primero para espolvorear en la decoracion de los macarons y luego en la mezcla del relleno.



15 comentarios:

  1. ¡Qué bonitas! Casi da pena comérselas, pero no, jjj ¡me llevo una docena! Besitos preciosa!

    ResponderEliminar
  2. Seguro que estaban riquísimos, tu hija habrá disfrutado con ellos y ese color que te ha quedado se ve precioso.
    Besos.

    ResponderEliminar
  3. Querida Diana. Hoy tengo el día complicado, es temprano, pero lo primero que quiero hacer es comentarte tú receta.
    Veo que estás progresando muchísimo ya que este arte de hacer macarons no es fácil.
    Yo no sé si aquí venden esas galletas con limón, las de chocolate sí que son bien conocidas.
    Tu hija tiene que estar bien contenta por qué estarán muy buenas.
    Yo también como tú, soy de chocolate y como más del que debo.
    Me alegra mucho que te gustará la entrada de las jericallas. Ha sido un trabajo de búsqueda de receta y de poesía, de aprender un poquito más sobre vuestros 3 países.
    Encontrar una poeta que sea de tu tierra me alegro, no era tan sencillo.
    Necesitamos emociones y en esto, te puedo asegurar que también se producen en mí.
    Muchas gracias por traer estos macarons a 1 más menos 100. Estoy segura de que más de uno va a venir a ver tu receta.
    Besos y feliz día.

    ResponderEliminar
  4. Los macarons no son mis dulces preferidos por parecerme muy azucarados, pero si como dices, has controlado las cantidades dulces, seguro que me gustan más. Te han quedado muy bonitos.
    Bss

    ResponderEliminar
  5. Hola Diana!
    Me cuesta creer que a alguien no le gusta el chocolate, aunque bueno, tengo una hermana que solo come el blanco, mientras yo solo el amargo. En cuestión de gustos no hay nada escrito.
    Se ven divinas y seguro que ese sabor a limón es exquisito.

    Besos

    ResponderEliminar
  6. ¡¡Hola Diana!! Pues creo que nunca he conocido a alguien que no le guste el chocolate, ja, ja, pero mira, tu hija tiene esa suerte, la verdad, admiro a quienes no les gusta el dulce en general, ya sé que justo ese no es el caso de tu hija, pero oye, una adicción menos, pues es verdad que el chocolate crea esa adicción.
    No he probado nunca las oreo de limón, aquí rara vez se ven en los comercios, pero me encanta el sabor a limón, así que imagino que tienen que estar muy ricas. Y tus macarons, se ven riquísimos, me gusta el contraste y lo bien que te han quedado. Un excelente trabajo que has hecho, y está claro, cuanto más practiques, mejor te quedarán, pero ya veo que ya la práctica se te nota y mucho.
    A mí también me encantó la entrada de Marisa dedicada a ti, el gesto fue precioso, la poesía lindísima y el dulce muy rico. Besitos.

    ResponderEliminar
  7. Buenas tardes Diana,
    Pues lo has explicado muy requetebién.
    Nunca he elaborado macarons, creo recordar que los probé una vez cuando estuvimos en París, y sí están ricos pero lo que dices...todo suma...y la operación biquini está a la vuelta de la esquina.
    A mí también me gusta el chocolate pero negro, a partir de 85%, incluso de cacao puro, sí, una que es rarita.
    Salieron muchos ¡una divina receta! en el video lo explican muy bien.
    Gracias por compartirla.
    Saludos

    ResponderEliminar
  8. Como bien dices si no le gusta el chocolate una tentación menos en la que caer. Mis hijas al contrario son tan adictas a él como yo, así que hay que andar racionando cada día, aunque con todo el trajín de la infancia tampoco es que sea un exceso para ellas, ¡qué pena que no ocurra lo mismo conmigo!

    En fin, penas aparte, te diré que me encantan estos macarons que han quedado más bonitos ¡cómo se nota el manejo! y a buen seguro toda una tentación con el toque del limón

    Por cierto no sé si en España habrá Oreo de limón, no recuerdo haberlas visto, porque no suelo comprar esas galletas, como bien dices hay que limitar las tentaciones industriales en casa

    ¡Besos mil!

    ResponderEliminar
  9. Yo pensé que no había gente que no le guste el chocolate 🤔tengo que decirte que no me parece nada fácil hacer los macarons por eso me parece una receta fantástica y muy rica 😋 muy emotiva la dedicatoria de Marisa que junto con la receta fue un detalle precioso ❤besinos

    ResponderEliminar
  10. Hola Diana, pues yo tengo un familiar que no al chocolate... bueno, se hace raro, pero si que hay gente que no les gusta. A mi si y mucho, y tus macarons se ven chulisimos, deliciosos. Besos :)

    ResponderEliminar
  11. Hola Diana, que a tu hija no le guste el chocolate lo veo como una ventaja, al mio si que le gusta y desde pequeño se lo tenia que esconder porque no paraba de comer mientras hubiera, a mi me gusta siempre tener en reserva un par de tabletas por si apetece hacer cualquier receta y muchas veces me encontraba el papel solo, así que opte por esconderlo, jajaja. En cuanto a la receta de hoy te digo que tienes toda mi admiración por que los hice una vez y no me quedaron ganas de repetir, el trabajo y delicadeza que necesitan es brutal y si están muy buenos. Tienen muy buena pinta estos tuyos, que pena que no pueda meter mano que uno o dos si que probaba.
    Un besito corazon y feliz semana .

    ResponderEliminar
  12. Hola Diana, conozco a muy poco gente a la que no le guste el chocolate pero tampoco es un drama, viendo los postres tan requetebuenos que le preparas a tu hija estará encantada, no es necesario el chocolate, aunque nos encante, para disfrutar de algo tan delicioso como estos macarons.
    Besos

    ResponderEliminar
  13. Entro en tu espacio y... asombrada me dejas ante tu trabajo de elaboración.
    Hablar de macarons no es lo mismo que hacer rosquillas ¡hasta esas sé hacer yo!
    No me quedo con tu receta pues, te confieso, que sería incapaz de hacerla, pero si te dejo mis felicitaciones de todo corazón. Tienen que estar deliciosos.
    Cariños y buen comienzo de semana.
    kasioles

    ResponderEliminar
  14. Hola, nunca me he puesto a esta labor, a mí me parece difícil y laboriosa, a tí veo que te quedan perfectos, seguro que además son delciosos. me han encantado los colores pues algran la mesa. Mil besos!!!

    ResponderEliminar
  15. Hola Diana !
    No sabes como te comprendo ja ja, en mi casa el chocolate tampoco gusta mucho, solo lo justo, así que me privo de preparar la mayoría de las veces tartas o galletas que lleven ese ingrediente , bueno si lo uso como cobertura sí se lo comen, pero si forma parte de los ingredientes principales , al final , me lo acabo comiendo yo la mayor parte y no es plan para mis caderas jaja...
    Los macarons se ven preciosos y estoy segura que tu hija los disfrutó muchísimo.
    En forma de huevo , me parece una idea fantástica.
    Un abrazo linda.

    ResponderEliminar

¡Muchas gracias por visitarme, me encanta leer tus comentarios!

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...