miércoles, 22 de marzo de 2017

Albondigas con Perejil en Salsa de Tomate

Esta es una receta que hago muy seguido, porque a mi niña le gustan mucho las albóndigas, sobre todo si se las sirvo encima de unos espaguetis.

Me puse a reflexionar el porque a mi mezcla de carne ya sea para hacer albóndigas o hamburguesas, nunca le pongo huevo.  Y la reflexion vino porque una amiga tiene un pequeño de 3 anos que resulto alérgico al huevo.  Así que ahora ella anda buscando recetas sin huevo y fue cuando caí en cuenta.
Mi mama es alérgica al huevo y como aprendí a cocinar con ella, hay muchas cosas, excepto cuando se trata de hornear pasteles, a los que automaticamente y sin explicacion, no le ponemos huevo.  Es algo a lo que no estoy acostumbrada ni a razonar, porque siempre ha sido así en mi casa.

Mi mama a veces tolera el huevo en cosas horneadas, igual que el hijo de mi amiga, pero ella no desayuna con huevos, no empaniza con huevos y no lo agrega a ninguna otra mezcla.
Se preguntaran si resulta esta mezcla que les estoy mostrando en la carne? La respuesta es si! El pan de caja o molde es el pegamento que hace que se puedan formar las bolas de carne, no se preocupen por eso y quedan muy sabrosas.
Además, casi todo lo que le mezclo a la carne molida lo hago en el procesador, así tengo un resultado mas fino y como todo va muy bien triturado, las hierbas, ajos y cebollas van muy bien disimulados en la carne

La salsa, la verdad que no me complico las cosas, porque uso puré de tomate de lata y es una receta que es muy rápida de preparar, no tiene complicaciones.
Todo eso hace que una niña de 8 años se las coma sin protesta, hasta pidiendome repetir porción.


Albóndigas con Perejil en Salsa de Tomate
Ingredientes:
1 kg de carne de res molida
3 rebanadas de pan de caja (molde)
2 dientes de ajo
1 puno de hierbas de perejil
1/2 cebolla
1 cucharadita de sal
1 cucharada de salsa inglesa
1 cucharada de salsa catsup
aceite de oliva el necesario
1 lata de puré de tomate de 425 mg/15 oz
agua la necesaria

Procedimiento:
1.- Poner en el procesador las rebanadas de pan, perejil troceado, ajos y cebolla, Pulsar hasta que quede bien triturado todo.

2.- En un tazón ponemos la mezcla del procesador, la carne molida, sal, catsup y salsa inglesa, mezclando muy bien con las manos limpias.

3.- Formamos las bolitas del tamaño que mas les guste.

4.- Calentamos un sartén a fuego alto, bajamos a medio alto y agregamos aceite de oliva. Esperamos un poco y ponemos a dorar las albóndigas en tandas.  No queremos que estén pegadas ni unas sobre otras.

5.- Vamos volteando las albóndigas para que queden doradas de todos lados.

6.- Ponemos otro sartén mas amplio y un poco alto con fuego a temperatura media y a medida que las albóndigas estén las pasamos del otro sartén a este.  Agregamos la lata de puré de tomate y usando la misma lata la llene con un poco mas de la mitad de agua y la añadí también.  Luego seguimos dorando y pasando el resto de las albóndigas.

7.-  Cuando ya estén todas las albóndigas y las hallamos pasado al sartén alto, las movemos un poco en la salsa para que todas se mojen bien.  Tapamos y dejamos a fuego medio a que rompa el hervor en la salsa.  Luego ponemos el fuego bajo por otros 5 minutos y apagamos.

Nota: Me gusta pasarlas al otro sartén en vez de hacerlas ahí mismo, porque así puedo aprovechar para escurrirles un poco del aceite que sueltan al dorarlas.  Ya no agrego mas sal ni condimentos en la salsa, no es necesario porque la carne soltara ahí todos los jugos y condimentos que ya trae en ella.


17 comentarios:

  1. Unas albóndigas diferentes para mi, pues siempre le pongo huevo, pero las probaré tienen muy buena pinta.

    ResponderEliminar
  2. Mmmm, qué plato tan rico Diana, no me extraña que tu hija te pida repetir. Buena forma de ligar ingredientes utilizando el pan rallado Yo nunca empano con huevo aunque en casa no tenemos intolerancia, pero es así, también sin más y queda igualmente bueno. Personalmente, se me hace más ligero.
    Un beso

    ResponderEliminar
  3. ¡Hola Diana!

    Es cierto que hay recetas que ni nos planteamos por qué las haces con unos u otros ingredientes. Lo aprendimos así de nuestras madres y así las seguimos preparando.

    En mi casa sí que se les pone huevo a las albóndigas, pero el tema del pan de molde me ha gustado. Tengo ya carne para preparar este fin de semana que terminé mis reservas hace un par de semanas y siempre viene bien tener en el congelador para algún imprevisto. Esta vez le voy a poner pan de molde a ver qué tal resultan.

    ¡Besos mil!

    ResponderEliminar
  4. Que ricas te han quedado estas albóndigas, en casa es un plato que gusta muchísimo y que nunca se cansan de comer, las tuyas menuda pinta tienen y en esa salsa que le has puesto serían un vicio..Bess

    ResponderEliminar
  5. Estupendas!!A estas albóndigas no les falta ni un perejil!!Un beso

    ResponderEliminar
  6. Mmmmmm para chuparse los dedos Diana!!!!En casa nos encantan las albóndigas así que las próximas las haré como las tuyas.
    Besos.

    ResponderEliminar
  7. de lo más ricas.... y con puré aún mejor

    ResponderEliminar
  8. Muy ricas, el tomate les da un punto especial, besos

    ResponderEliminar
  9. Delicisas!! En casa es como mas nos gustan, ademas si sobran tienen un buen calentar. Besos

    ResponderEliminar
  10. Diana, aunque claramente soy vegetariana, en la escuela de cocina una aprende todo y, la verdad sea dicha, el huevo no es necesario para obtener unas estupendas albóndigas como las que preparás y le gustan tanto a tu niña. En ocasiones, de hecho, el huevo que se suele agregar a la mezcla termina endureciendo las albóndigas (y las hamburguesas caseras también); con un buen amasado de la carne molida se activa el colágeno de sus fibras y se logra una perfecta adherencia, obteniéndose albóndigas más livianas y aptas para alérgicos o quienes deben cuidar sus niveles de colesterol en sangre, por ejemplo. En cuanto a tu propuesta, estoy segura que tu niña y cualquier amante de la carne y de las albóndigas disfrutarán enormemente de tu estupenda receta ;)
    Un beso enorme para vos.

    ResponderEliminar
  11. Qué plato de albóndigas en salsa más rico!! probaré a no ponerle huevo y sí pan de molde que para tener el colesterol a raya nos vendrá genial en casa.
    Un beso y feliz finde!

    ResponderEliminar
  12. Hola Diana. Es natural que si hay alguien que no pueda comer huevo se trate de sustituirlo por algo que pueda hacer la misma función.
    Por suerte en casa no tenemos ese problema y cuando hago albóndigas las preparo de forma muy parecida a como tu lo haces pero añadiéndole huevo.
    Las que has hecho tienen un aspecto fabuloso y con esa salsa han de estar de rechupete.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  13. Diana, pues yo tampoco le pongo huevo a las albóndigas, y no por temas de alergias, sino porque no lo veo necesario. Me parecen que quedan más suaves y jugosas sin huevo. Me gusta cómo has preparado estás ricas albóndigas, me parezco a tu niña en el gusto por las albóndigas sobre una cama de espaguetis.

    Saludos!

    ResponderEliminar
  14. Los intolerantes al huevo lo pasan mal, yo tuve a mi sobrino con intolerancia al huevo hasta que cumplió los 7 años que dejó de serlo, después no había nadie que le hiciera comer huevo, jajajaja. Yo suelo usar mucho el huevo pero reconozco que alguna vez se me ha olvidado ponerlo en las albóndigas y no pasa nada, están muy ricas. Besos

    ResponderEliminar
  15. Es estupendo cocinar para intolerantes, y que nos enseñes platos sin huevo nos viene fenomenal!! se ven muy ricas estas albóndigas!! Bs.

    ResponderEliminar
  16. Una maravilla, saber esta receta para la personas que no puedan tomar huevo, te han quedado unas albondigas de lo mas ricas. Mil besicos

    ResponderEliminar

¡Muchas gracias por visitarme! Ojala y dejes un comentario, no siempre los contesto por falta de tiempo, pero todos los leo aunque a veces me tarde en publicarlos.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...