jueves, 16 de febrero de 2017

Caldo de Pollo con Chayote

Estos días han estado bastante fríos y con mucha nieve. Una de las tormentas nos trajo cerca de 10 pulgadas, por lo que hemos estado bastante tiempo dentro de la casa.
Y estos días en que parece que esos montículos de nieve no se derriten y en los que el frío cala aun mas, se antoja comer un rico caldito.
Lo bueno fue que me abastecí antes de la tormenta y para mi sorpresa me encontré con que había chayotes.
El chayote es un vegetal muy conocido en México y Latinoamerica, el origen de su palabra viene del nahuatl y es de la familia de los pepinos, melones y calabazas.

Por dentro la carne parece una calabacita (calabacin) tiene un sabor muy suave, mi mama lo usa mucho en caldos y sopas, aunque también lo he visto en ensaladas y hasta en salsas.
Así que el hacer el caldo de pollo con chayote, lo aprendí de mi mama, me encanta comer los pedacitos de chayote en el caldo, junto con el pollo.



Caldo de Pollo con Chayote
Ingredientes:
4 pechugas de pollo
agua la suficiente
1 cucharada de consomé de pollo
sal al gusto
2 hojas de laurel
1 rama de apio en trozos
1/2 cebolla
2 dientes de ajo
2 zanahorias peladas, cortadas en cuadritos
1 chayote pelado y cortado en cuadritos
rabanitos picados al gusto (opcional)
aguacate al gusto (opcional)
chile en polvo al gusto (opcional)
arroz blanco para acompañar (opcional)
jugo de limon (opcional)

Procedimiento:
1.- Se ponen las pechugas en una olla con agua a que las cubra con el consomé, apio, laurel, cebolla y ajo y se pone a cocinar a fuego alto.
Cuando empiece a hervir, empezamos a retirar la espuma con una cuchara y bajamos a fuego medio, dejamos cocinando de 30 a 40 minutos. O hasta que el pollo este cocido y blandito.

2.- Apagamos, sacamos el pollo y reservamos.  Colamos el caldo.  Luego regreso todo a la olla y agrego la zanahoria y el chayote y el pollo lo deshebro o lo pongo en trocitos. Probar el caldo y rectificar la sal. Todo se deja a media llama hasta que la zanahoria y el chayote estén al dente.


5.- Apagamos y servimos.  Si lo hago un día antes, después de colar el caldo le agrego el pollo y así lo guardo. Al sacarlo del refrigerador le quito toda la capa de grasa antes de pasarlo a la olla y luego ya agrego la zanahoria y el chayote como en el paso 2.



Nota:  Me gusta acompañar el caldo, colocando primero en el fondo del plato 1 o 2 cucharadas de arroz blanco. Luego vierto el caldo sobre el arroz y encima, rociamos un poco de jugo de limón y nos encanta poner pedacitos de aguacate y rabanito. Tambien me gusta ponerle cilantro picado encima, pero por las prisas se me olvido.
Es una grata sorpresa al paladar el morder los pedazos frescos de aguacate y el crujiente rabanito con los ingredientes cocidos del caldo.  Aparte, nos agrada espolvorear un poco de chile en polvo, pero como dice en la lista de ingredientes es opcional. Pero a poco no los antoje?

jueves, 9 de febrero de 2017

Chuletas de Cerdo con Pimienta de Limon

Una de las especias que mas me gusta utilizar cuando hago pescado o pollo es la pimienta de limón.
Me gusta mucho el sabor con que queda la carne al marinarla, porque se acentúa mas el limón.  Esta vez probé con chuletas de cerdo, porque me canse de prepararlas igual.
Así que las pusimos en el refrigerador a marinar media hora antes de hacerlas y para acompañarlas hice una pasta de tornillos (fusili, tornillos es como la llama mi hija), muy sencilla con mantequilla y una simple ensalada con vinagreta de limón para seguir con los mismos sabores.
Las chuletas le gustaron mucho a mi hija, que aunque le diga que es carne de cerdo, ella insiste en decir que me quedo muy bueno el pollo, jajaja!
Al final lo que mas me importa es que le guste para que se lo coma, porque como toda mama quiero que coma bien.
La pimienta de limón que compro es de la marca Tone's y es un sazonador que trae una mezcla de pimienta negra y ralladura de limón, ajo y cebolla deshidratada..


Chuletas de Cerdo con Pimienta de Limon
Ingredientes:
8 chuletas de puerco
1 cucharada de jugo de limón
1 cucharadita y media de pimienta de limón
1 cucharadita de sal
1/2 cucharadita de sazonador italiano
1 cucharada de aceite de oliva mas el necesario
1/2 cebolla grande rebanada

Procedimiento:
1.- Poner en una bolsa resellable las chuletas, jugo de limón, pimienta de limón, sal, sazonador italiano y aceite de oliva.  Cerrar bien, mezclar bien dentro de la bolsa y regresar al refrigerador por media hora.

2.- Calentar una sarten a fuego alto y agregar un poco de aceite de oliva, bajar a fuego medio y poner las chuletas , la mitad de ellas para hacerlas por tandas, separadas

3.- Dejar que las chuletas se cocinen primero por 4 -5 minutos (dependera de que tan gruesas estén) y luego voltearlas por otros 4 -5 minutos o checar con un termómetro de carne a que estén listas.

4.- Cuando acabamos con todas las chuletas agregamos un poco de mas aceite y agregamos las cebollas al sartén, a que queden blanditas sazonandolas con sal.

5.- Para servir se pueden se acompañan con unas cebollitas al lado y si gustas una pasta y una ensalada.

Nota: Son unas chuletas muy sencillas y fáciles de hacer, con un rico sabor a limón, una buena opción para variar los sabores.


viernes, 3 de febrero de 2017

Brownies de Chocolate Mexicano

Tenia que hacer unos brownies porque mi niña tenia programada una "play date" especial.  Play Date se les llama aquí cuando haces con los papas de los amiguitos de tus hijos una cita para jugar, ya sea en casa, en el parque o en algún otro sitio divertido.
Esto de las play dates ha sido nuevo para mi, porque cuando yo era niña, solo había que salir afuera a jugar con quien estuviera o tocar a la puerta de algún vecinito e invitarlo a jugar afuera o en tu casa.  Pero ahora la vida es mas complicada.  Si los amiguitos de la escuela no son tus vecinitos mas cercanos, tienes que concertar una cita para poder jugar con ellos e incluso para poder jugar con los que están muy cerca.
Supongo que es porque son otros tiempos, cuando yo era pequeña todo era sencillo, nada malo pasaba en los vecindarios, era completamente seguro estar afuera jugando.  Aunque de todos modos mi mama no se despegaba de la ventana mientras hacia sus quehaceres de la tarde, escuchando y no dejando de cuidarnos por muy ocupada o cansada que estuviera.
Bueno, en fin volviendo a los brownies, los hice porque mi peque cumplía anos y ya la habíamos festejado con fiestecita y todo en México, pero ella tenia el deseo de festejarse también con sus dos mejores amigas.  Así que me rogó que le hiciera una "play date" especial y me pidió que le hiciera cupcakes y brownies.  Los brownies no le gustan porque no le gusta el chocolate, pero sabe que a sus dos amiguitas les encantan, así que me pidió que por favor también se los hiciera. Y lo hice con gusto, casi grite Yupiiiiiiii! Porque a mi si me encanta el chocolate y son pocas las ocasiones en que tengo el pretexto de hacerlos para poder comerme uno, jeje!
Ya empezando a hacer la mezcla, me di cuenta de que no tenia suficiente chocolate del semioscuro. Oh oh!Como me da coraje cuando me pasan estas cosas, sobre todo porque si había revisado tener los ingredientes, pero no cheque bien la bolsa y a la hora de medir el chocolate me fallo por media tasa.  Que hacer? Pues fue cuando vi las tablillas del rico chocolate mexicano, que tengo cuando me preparo mi tasa de chocolate caliente.  Que puedo perder si completo con este? Asi que ni tarda ni perezosa incluí tablilla y media y para ayudar mas a este sabor, que me encanta de pasada le agregue canela molida. Y es que aparte de que me encanta la canela, el chocolate mexicano esta hecho con ella y huele.... mmm! Precioso!
Sobra decir que los brownies quedaron deliciosos.... Y como me parecen perfectos para repetir para San Valentin, aquí les comparto mi experimento.

Brownies de Chocolate Mexicano
Ingredientes:
2 barras mantequilla, derretida
1/2 taza de chispas de chocolate semi dulce (Use Nestle Toll House)
1 1/2 tablillas de chocolate mexicano (aproximadamente 138g , use marca Abuelita)
1/2 taza de azúcar morena
1/2 taza de azúcar
3 huevos
1 1/4 taza de harina
1/3  taza de cocoa en polvo
1/2 cucharadita de canela molida
1/2 cucharadita de sal

Procedimiento:
1.- Precalentar el horno a 180 C (350 F) y engrasar y forrar con papel para hornear un molde cuadrado.  Use un molde de 23 cm X 23 cm. Al forrar el molde que este sobresalga de los bordes, para que al desmoldarlo sea mas fácil.

2.- Cernimos juntas la harina, cocoa, canela y sal y reservamos.


3.- Derretir las chispas de chocolate con las barras de mantequilla.  Las fui metiendo al horno microondas de 15 segundos  en 15 segundos.  Cada vez que las sacas mover muy bien con una espátula antes de volver a meterlas.  Este tiempo es para asegurar que no se queme el chocolate.  También se puede hacer en baño maría.


4.- Batir los huevos y azúcar hasta tener una mezcla homogenea.



5.- Agregar un chorrito del chocolate fundido a la mezcla de huevo y mezclar vigorosamente con una espátula y continuar así de poco en poco pero sin dejar de mover (no queremos que se nos hagan huevos batidos) hasta integrar todo el chocolate.

6.- De forma envolvente agregamos la mezcla de harina y cocoa. Esto lo hice a mano con una espátula.


7.- Vaciar la mezcla extendiendola bien con una espátula y hornear por 30-35 minutos, o hasta que las orillas se separan ligeramente y al insertar un palillo en el centro sale con poquitas migajas húmedas.


8.- Enfriar por completo, retirar el papel para hornear y cortar en cuadritos.








Nota:  Yo suelo quitar azúcar de las recetas tratando de no comprometer el resultado, no me gustan que un postre quede empalagoso. Los Brownies hay que guardarlos en un recipiente hermético, de preferencia forrado con papel aluminio. Así bien cerrados duran 4 días, si los dejas en el refrigerador pueden durar muy bien por 5 días.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...